Felice Beato. La belleza de la cultura japonesa.

Fotografía - Comentarios -

El cerrado y desconocido Japón de hace 150 años no nos resulta tan lejano gracias a uno de los grandes pioneros de la fotografía de viajes. Hoy hablamos del prolijo y versátil fotógrafo británico, de origen italiano, Felice Beato.

Felice Beato fue un importante fotógrafo del siglo XIX. Nació en la isla de Corfú, que por aquella época formaba parte del protectorado británico de las islas Jónicas, en 1832, y desde muy pequeño se quedó huérfano. Su origen italiano se explica porque anteriormente Corfú había estado bajo dominación veneciana y había una comunidad de italianos en la isla.

Se mudó a Inglaterra, donde comenzó su carrera como artista. Desde entonces, fue un líder innovador en la fotografía, trabajando en proyectos a lo largo de Europa, China, Japón y el sur de Asia. Los lugares de su nacimiento y muerte no se supieron hasta 2009 y gran parte de su biografía son conjeturas basadas en su obra.

Beato fue el primero en capturar el conflicto de la Segunda Guerra del Opio en China, uniéndose al ejército franco-británico en su avance. Sus fotografías mostraban la cruda realidad de la guerra y permitieron que el mundo fuera testigo de la violencia sufrida por el país durante este periodo. Ese fue uno de los aspectos en que fue pionero: fue uno de los primeros en desenvolverse en el periodismo fotográfico. Su trabajo también documentó la caída de la dinastía Qing y contribuyó a la creación de una nueva identidad visual para el país.

Felice Beato fue uno de los primeros en desenvolverse en el periodismo fotográfico. Documentó la Segunda Guerra del Opio en China y la caída de la dinastía Qing.


Durante un breve paso por Inglaterra en 1861 vendió unas 400 fotografías, y eso le permitió reunir suficientes ingresos para embarcarse hacia Yokohama (Japón), donde llegó en 1863 y donde permaneció durante 21 años.

Fue el primero en capturar la vida cotidiana de los japoneses durante el aislacionista período Edo, de carácter feudal. Sus fotografías muestran la belleza de la cultura japonesa, y ayudaron a desarrollar una visión más profunda de aquella, tan desconocida para los occidentales de la época.

Felice Beato. La belleza de la cultura japonesa.

La mayoría de las fotografías fueron publicadas en el álbum “Views of Japan” y muestran retratos y escenas de género de la sociedad nipona. Responden al género de los “tipos”, imágenes descriptivas de la diversidad social mediante sus características físicas, diferentes formas de vestir, instrumentos de trabajo, etc. 

Muchas de esas fotografías fueron realizadas en su estudio, en el que contaba con gran variedad de objetos y vestuario para ambientar las tomas. Recurría también a fondos pintados para recrear las escenas. Muchas veces los personajes que aparecen son actores que representan el papel asignado por el fotógrafo. 

Vemos luchadores, peregrinos, campesinas, músicos, conductores de carros para transportar personas, militares, médicos, aristócratas… Es una representación de la sociedad nipona para el consumo occidental, que permitirá viajar de una forma ideal por un país seguro y tranquilo.

Felice Beato. La belleza de la cultura japonesa.
Colorear las fotografías es una evidente influencia de las estampas japonesas, realizadas con acuarelas y muy populares en la época. Además, con frecuencia las fotografías se presentaban con un viñeteado oval alrededor de la imagen, que la recortaba de forma delicada.

Sus fotografías muestran la belleza de la cultura japonesa, y ayudaron a desarrollar una visión más profunda de aquella, tan desconocida para los occidentales de la época.


En sus fotografías pueden verse detalles como el estilo de los peinados y las vestimentas. No resultaba fácil retratar la personalidad de gentes tan reservadas como aquellos japoneses (los orgullosos luchadores de sumo entrenando o las discretas mujeres en sus tareas), pero él lo consiguió sobradamente.

Poco se sabe de su personalidad, pero por su trabajo en Japón son evidentes sus dotes de relación personal y la valoración que tenía de sus modelos.

A lo largo de su carrera Beato se enfrentó a numerosas dificultades, como el racismo, el sexismo y la censura. A pesar de todo, continuó su trabajo y fue una fuente de influencia para los fotógrafos posteriores, tanto con su obra como en su activismo.

Felice Beato. La belleza de la cultura japonesa.

Beato murió en Florencia en 1909 y su legado sigue vivo hoy en día. Sus fotografías de China y Japón continúan siendo relevantes y nos permiten entender mejor la historia y cultura de estos países. Su trabajo es un testimonio cautivador de la vida en siglos pasados y también una inspiración para las generaciones futuras de fotógrafos.

Felice Beato. La belleza de la cultura japonesa.

Si sientes que este artículo te ha aportado, si ha despertado algo en ti, te agradecería de veras que lo compartieras y que, si te apetece, me dejaras unas líneas en los comentarios. Me interesa mucho tu opinión, y también saber si te gustan estos temas para profundizar en ellos. También puedes suscribirte al blog, es gratis y no te perderás ninguna de las publicaciones. ¡Muchas gracias!

Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 8 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente